El director general de Empresas Agroalimentarias, Calidad y Gastronomía, Joan Gòdia y Tresánchez, junto con el delegado territorial del Gobierno de la Generalidad en el Penedès, David Alquézar y Claramunt, y el director de los servicios territoriales de Barcelona del Departamento de Acción Climática, Alimentación y Agenda Rural, Josep Pena i Sant, han presentado en el sector agroalimentario las 9 líneas de ayudas de la Estrategia Agroalimentaria de Cataluña, que están dotadas con 10 millones de euros, en un encuentro informativo que se ha celebrado en Vilafranca del Penedès.

Gòdia ha manifestado durante la presentación que se ha hecho en el sector que este son unas “ayudas transformadoras” que impulsa el Departamento de Acción Climática, Alimentación y Agenda Rural con “la voluntad de avanzar hacia un sistema agroalimentario sostenible ambientalmente, pero también económica y socialmente y que dé respuesta a grandes retos como la emergencia climática”.

El director general ha explicado que un primer bloque de estas ayudas está destinado a fomentar la producción y su transformación calculando la huella ambiental del producto de las explotaciones agrarias, la creación y mejora de obradores compartidos y pequeños mataderos. Un segundo bloque quiere impulsar el emprendimiento en el sector fomentando el relevo generacional, los proyectos liderados por mujeres y los proyectos de arraigo territorial del sector.

Un tercer bloque tiene por objetivo reducir las pérdidas y el desperdicio alimentario e incrementar la seguridad y la calidad con el fomento de la normativa de higiene en pequeños elaboradores. Por último, la última línea es la ayuda Innotrack, destinada a la innovación en el ámbito de la digitalización, la sostenibilidad y la competitividad de la empresa.

“Estas ayudas son una caja de herramientas que nos permite entrar en una nueva fase de la transformación agroalimentaria del país. Son unas ayudas que, en definitiva, revertirán sobre nuestro territorio para fortalecer estos proyectos que lo vertebran y cohesionan”, ha añadido director general, Joan Gòdia.

En concreto, la primera de las líneas de ayuda facilita a los agricultores y ganaderos el cálculo de la huella ambiental de los productos agrarios para obtener la certificación Producción Agraria Sostenible (PAS). El Departamento se ha fijado el objetivo de que más del 50% de las explotaciones agrarias sean sostenible en el año 2030. Esta ayuda permitirá acompañar a los productores ya las productoras en esta transformación, y pondrá en valor y hará visible el esfuerzo que muchos ya están haciendo para conseguir estos nuevos retos.

Las ayudas, que están alineadas con el Plan Estratégico de la Alimentación de Cataluña (PEAC) y con la Estrategia Marítima Catalana (EMC), han sido creadas y consensuadas de una forma participativa, mediante la colaboración y aportaciones de los 34 grupos de trabajo que forman parte del proyecto. De ahí han surgido unas ayudas transversales con el objetivo de dar respuesta a las necesidades y demandas reales de toda la cadena alimentaria.

Las ayudas, que cuentan con una dotación de 10 millones de euros, están divididas en las 9 líneas siguientes:

Línea 1: Ayudas para el cálculo del perfil de sostenibilidad ambiental de las explotaciones agrarias de Cataluña, que incluye el cálculo de la huella ambiental de producto, línea de ayuda 1.Línea 2: Ayudas para la creación y mejora de los obradores agroalimentarios compartidosLínea 3: Ayudas para la creación y mejora de los procesos productivos, la eficiencia de pequeños mataderos fijos y/o móviles y actividades anexas de obtención y preparación de carne y productos cárnicos y de establecimientos de manipulación de carne de caza.Línea 4: Ayudas para el fomento de proyectos transformadores y para el arraigo territorial dentro del sector agroalimentario.Línea 5: Ayudas para el fomento de la flexibilización de la normativa de higiene y calidad en los pequeños elaboradores. Línea 6: Ayudas para la prevención de pérdidas y desperdicio alimentario.Línea 7: Ayudas para el fomento por el relevo generacional de negocios de artesanía alimentaria.Línea 8: Ayudas para el fomento de proyectos liderados por mujeres, relacionados con la transformación de alimentos.Línea 9: Ayuda INNOTRACK para la innovación en el ámbito de la digitalización, la sostenibilidad y la competitividad de la empresa. Con estas ayudas, el Departamento de Acción Climática, Alimentación y Agenda Rural quiere dotar del instrumento necesario para articular un sistema alimentario integral, sostenible, competitivo, arraigado territorialmente en el país y basado en su diversidad, que produzca unos alimentos saludables , accesibles y de calidad, reconocidos por las personas consumidoras.

“Las 9 líneas de ayudas de la Estrategia Alimentaria de Cataluña son una palanca de cambio de la transformación del sector agroalimentario del país. Y hoy, estamos en Vilafranca del Penedès porque queremos acompañar a todos aquellos proyectos, pequeños y grandes, que forman parte de nuestro sistema agroalimentario”, ha concluido Gòdia.

Fuente de la información: El Departamento de Acción Climática presenta en el sector agroalimentario las nuevas líneas de ayudas de la Estrategia Alimentaria dotadas con 10 millones en Vilafranca del Penedès